De vuelta del Monkey Week: una reflexión.

Ya estamos otra vez en casa tras 3 días más que intensos en el Puerto de Santa María (Cádiz). Era la primera vez que el que escribe asistía al Monkey Week y, aunque conocía el funcionamiento interno del mismo, uno no sabe bien en que consiste hasta que lo vive en primera persona.

Las sensaciones que nos traemos son muy buenas. La búsqueda de profesionalización del sector que persigue Monkey Week consigue ofrecer una visión transversal del sector musical alternativo, una visión donde la ilusión, la predisposición y las ganas brillan con fuerza; y donde, a grandes rasgos, se puede tomar como conclusión que lo que puede hacer falta es un incremento en el nivel organizativo del sector, pudiéndose achacar su bajo crecimiento a esta desorganización.

Ha sido apasionante poder ver como una ciudad puede movilizar casi una decena de locales públicos y privados en virtud de la cultura, contagiando a su población y visitantes de una manera única, propiciando muestras de ilusión en forma de batalla de bandas un sábado a las 9 de la mañana o hamburgueserías que sirven de improvisado escenario para que un grande como Paco Loco versione a un mito como Lou Reed.

¿Es la desorganización la causa del no despegue del sector musical alternativo? pues seguramente no sea en absoluto la única causa (ejemplo: si una hamburguesería de Madrid se le ocurriera organizar un concierto, el multazo y cierre del local está prácticamente garantizado) pero lo que está claro es que un evento bien organizado como es el Monkey Week consigue congregar a una representación muy completa de todo el sector, pone de manifiesto que sin duda el mismo tiene mucha fuerza y a uno le da por buscar el porqué estas optimistas sensaciones de unión son dificiles de sentir el resto del año.

(…)

Por último, queríamos hacer una mención especial a toda la buena gente con la que nos hemos encontrado por allí este fin de semana (Willy Naves, Javi Columbia, Víctor Herrero, Edu Plástica, Zara Marxophone…), a la que hemos conocido (Josiño Carballo, Lorena Alvarez, Sonograma, Taku, Ángel Carmona, Beth Loring…) y a la que por desgracia no hemos podido ver todo lo que nos hubiera gustado (Edu Baos, Paula Quintana, Rafa Caballero…) Así como a INRA, banda que presentamos Nueva Monarquía en el festival y que tuvo una doble sesión de conciertos en donde (como por suerte tantos otros) cumplieron con creces. ¡Nos vemos en MW 2014!

P.D: en la fotografía se observan los vinilos/cds que nos regaló el gran Víctor Herrero, al que le damos infinitas gracias. Torrijos power.

Leave a Reply